14 diciembre 2007

Guerrero

Mañana viajo a Guerrero y por primera vez en 11 años va también mi madre. Espero que disfrute la experiencia, que no se ponga muy intolerante ni muy nerviosa y que aguante la comida condimentada y picosa de aquellas tierras.

Creo que al final va a gustarle, es como para echarle ese tipo de “choros” que dicen antes de subirse a una atracción extrema de parque de diversiones, en pocas palabras: abróchese los cinturones y disfrute del recorrido.

Me acuerdo de la primera vez que fui ya de adulta por los caminos del sur, llevaba chaperona (pobrecilla ella) y si no mal recuerdo estaba recién peleada con el novio y todo. Fué a regañadientes porque mi madre de otra forma no me hubiera dejado ir, así es la mamá: extraña en ese sentido, liberal pero “apretada” (¿será eso posible?, –pues si)

Total, aquella vez con todo y mis nervios por la novedad y la lejanía del nido la pasamos lindo, y la chaperona hizo mi viaje menos nerviudo (jajaja).

Ahora ya estoy acostumbrada a ese rollo del paseo, la comida, la pachanga, en fin: la vibra navideña de Chilpo. La novedad en estos días será la compañía, espero poder hacerle el viaje más “light” a la mamá, mientras, desde ahorita pongo changuitos para que no nos saquemos los ojos (por favor).

año viejo

Ya se acaba el año y sentí como si el tiempo me hubiera estado pisando los talones. Probablemente pude haber hecho mucho más, casi siempre es posible esforzarse más pero como fue, fué (¿!). Dicen que no es bueno arrepentirse de las cosas y aunque estoy de acuerdo, invariablemente suelo arrepentirme de lo que no hice, ni modo. Tal vez está en mi educación eso de sentirme culpable o de arrepentirme y tal vez uno de los muchos propósitos para el año que va a empezar sea tratar de evitar esos sentimientos.

Hacer propósitos para el año nuevo es común y también es medio “jalado” porque uno acaba proponiéndose cosas a veces no muy realistas, o volvemos a proponernos lo que nunca logramos que casi siempre es lo mismo (no entendemos). Quizás lo mejor sea sin autoengaños y con sinceridad decirnos: “ojalá me sea posible…” o “voy a esforzarme ahora si...”. O no, mejor sería de verdad hacer lo que nos proponemos, a ver ¿quién le entra?, por lo menos de 5 propósitos cumplir 3.

Bueno, qué más da; que cada quien haga con sus propósitos o no propósitos lo que se le de la gana, pero que lleguemos al 2008 de preferencia en buenas condiciones.

¡Felicidades!

17 noviembre 2007

calladita calladita

Desde niña me decían que qué calladita, que qué tímida. Hasta mustia me han dicho, mosca muerta y demás piropos, qué le voy a hacer.
Yo era de esas niñas que se esconden tras la falda de su mamá, que hablan quedito, que todo les da pena...
No pedí ser así; o así me fué haciendo la vida o mis genes no son de presumir.
Y bueno, de verdad que ser como he sido a veces me ha hecho pasar momentos desagradables, pero poco a poco y ya con los años encima, habiendo dejado mi pubertad atrás aquellas cosas son prueba superada (¿o casi?)
Hoy queda un poco de esa personalidad, soy algo introvertida, no acepto tan fácilmente salir de fiesta, pero bueno, cuando salgo me se divertir y en general la paso muy bien.

14 noviembre 2007

ésta es mi vida...

2 y media y apenas desayuné un yogurt bebible de fresa.
Me decía mi padre apenas que hay que hacer ejercicio, cuidarse... yo incluyo eso de comer bien y a sus horas, pero esta vida que uno lleva no es sana, no está bien, ¿qué le vamos a hacer?
No, no, pues como está mal, o cambia uno sus hábitos o se atiene a las no muy agradables consecuencias.

Tengo hambre, estoy mareada y, como decía hace un rato no me siento muy bien, ando como dicen algunos: bajoneada. Y bueno, lo mejor será olvidar y "echar pa' lante".

Milagro s

No se si ese es el milagro que pedía.
Han pasado cosas que me sorprenden, otras que me asustan, otras que me hacen sentir bien (como el cariño de las poquitas personas que para mi en verdad valen la pena) y otras que me hacen sentir del cocol.

Hoy, ahorita, me siento chinche porque no sé qué hice yo para ser tratada como "shet".
Cuando las personas no tienen la prudencia o la delicadeza o no se cómo decirlo, de tratarme como persona (ya no digamos como princesa... jajajaja) no merecen que yo las busque ni siquiera para preguntarles cómo están o qué bronca tienen.

La neta es que en estos días siento una vibra bastante pinche a mi alrededor, como que no hay respeto ni armonía, está del "nabo".

Espero aún un milagro pero sé que tengo que poner mucho de mi parte para que ocurra, porque para mi los milagros sólo suceden con cierto esfuerzo o sacrificio (no forzosamente sufridor) de parte de quien lo pide.

30 octubre 2007

que la paciencia todo lo alcanza

Últimamente mi vida parece una prueba de paciencia. Tal vez de eso se trata. Tal vez si no aguantas ahí te quedas.
No se qué ha pasado con el "descubrimiento" de la teletransportación, veo que fueron puras papas eso del dichoso brazalete del extraterrestre y bla, bla, bla (¿alguien se acuerda?). Tampoco se si algún científico está trabajando en "la salida de emergencia" o una especie de caseta que nos lleve a la chingada si así lo decidimos... bueno: ¿que nos desaparezca?, o que nos lleve a algún lugar lejos de las cosas que nos preocupan.

Algunos usan drogas, otros cosas parecidas, otros se van (se suicidan), otros se hacen los locos... Yo de todo lo anterior tengo miedo porque soy una miedosa como el león del Mago de Oz.
Seguramente, como ya me lo han dicho, me ayudaría meditar, poner mi mente en blanco unos pocos minutos al día, relajarme, trabajar y poner todo mi esfuerzo enfocado en ser feliz.

Diego

mexico df del dosmilsiete

Lo que quiero

Crecer
que crezcamos, pero veo que juntos no va a estar tan fácil.
Estar sola; sí : más sola.
Poco ruido, nada de tele y después, quiero calma.
Amor y no jaladas
verdaderas muestras de amor: pequeños detalles que no cuestan nada.
Sonrisas y miradas sinceras a los ojos
que digan todo así sin palabras.
Ternura, honestidad, tolerancia y respeto.

11 octubre 2007

octubre

Por poquito llegamos a la mitad de octubre y yo sin "postear"
A veces se me ocurren temas o cosas para ponerlas acá, pero ando ocupada o lejos de una computadora.
Pasaron los cumpleaños de personas queridas, el 2 (que no se olvida) y el 10, que como es el 10 del 10 pues es "recordable", como el 7 del 7 y así...

En fin.

Ahora en "la oficina" cambiamos de oficina (de cuarto, pues). Ya no da la ventana al oriente sino al poniente y nos toca más la luz, además el piso de madera de acá no cruje, está más cuidado y la ventana es bonita, con marcos de madera.
No sé si ya nos vamos a quedar acá o si regresaremos al otro cuarto. Lo que extraño de allá es nuestro "mural" de Dear & Smith y estar cerca del baño "decorado" por News.

A veces quisiera trabajar más en ondas creativas pero propias y creo que no tardo en poner manos a la obra.

Les dejo un videíto de los asteroides (cuando Tony), espero que lo disfruten.

22 septiembre 2007

¿qué querías ser "de grande"?

Hay un montón de oficios que se le ocurren a los niños, y luego, al crecer puede que sigan queriendo lo mismo o que cambien totalmente sus gustos, hay cada caso extraño...

Yo en mi vida he querido ser o aprender muchas cosas, en fin, creo que me da por temporadas eso de querer hacer diferentes actividades. Voy a tratar de recordar la mayor cantidad, esperando no aburrir, ja, ja. Empezaré un poco en orden cronológico, para no especificar:

cajera (si, de las del súper)
maestra
fotógrafa
pianista
cantante
patinadora artística (ajá, patinar en hielo con vestidititos llenos de piedritas brillantes, ¡qué lindo!, y luego en México: nada que ver)
escritora
¡monja! (sin comentarios)
trabajadora social (menos pior)
homeópata pediatra, o en su defecto homeópata veterinaria (no era por ahí mi destino)
basquetbolista
arquitecta
pintora
guitarrista (bueno, con aprender a tocar la guitarra...)
ilustradora
cineasta (ni me pregunten exactamente qué ramo, tal vez fotógrafa, directora o guionista...)
aprender idiomas: inglés, francés, portugués, chino y ruso (por lo menos 3), y también aprender náhuatl
chelista (vaya: tocar el violoncello)
aprender a tocar el arpa

Esas son las que recuerdo, y creo que son todas.
Después de hacer y hacer pruebas de orientación vocacional, que resultaban tener "puntajes altos" en ondas artísticas y matemáticas decidí entrar a la carrera de comunicación gráfica (ahora desaparecida en la enap, la revolvieron con diseño gráfico y quedó como diseño y comunicación visual)

Y bueno, nunca es tarde para conocer cosas nuevas, para aprender. Y las diferentes áreas no están "peleadas", así que seguiremos aprendiendo, tomando cursos, leyendo... lo que se pueda.

20 septiembre 2007

...un poco depre a veces

Esto es lo que había dejado pendiente, es del 18 de septiembre.

No entiendo de qué se trata la vida y a veces me siento como si fuera niña otra vez. Es raro, tal vez, pero me parece que muchas cosas pasan por algo, o tal vez todas. Como para que conozcamos la lección completa de la vida y al final sepamos todo lo que había que aprender.
Y bueno, en temporadas como ésta que estoy pasando no entiendo nada, o más bien, no encuentro la manera de resolver las cosas. O tal vez la sé, en el fondo de mi ser, pero creo que es muy difícil, que voy a sufrir y entonces "le saco la vuelta" y sigo estancada. También podría ser que lo que debo hacer es vivir, dejar vivir, disfrutar, ser lo más feliz posible y esperar a que las cosas se vayan dando, que los problemas se vayan desbaratando.
Hace un rato sufría y pensaba, pensaba y sufría. Estaba sentada en una silla en la cocina: bebiendo... un yogurt frio. Me imaginé sola, bebiendo tal vez cerveza en una cantina y creo que entonces la tristeza se me fué, como mi imaginación que a veces se va por caminos medio locos.
Creo que la capacidad de imaginar cosas divertidas o creativas nos puede salvar cuando andamos depres, y si la depre no ha llegado aún a dimensiones preocupantes, hacer cosas creativas o divertidas nos puede salvar de irnos al hoyo.
Si, para muchos no es agradable escuchar o leer sobre la tristeza de alguien, perdón, pero para quien anda un poquito así es bastante aliviador escribirlo, nos quita un peso de encima si no muy grande, lo suficiente para no seguir dándole vueltas a las cosas feas que andan en nuestra mente.
Y bueno, broncas de dinero, dolorcillos del corazón, preocupaciones por otras personas, por el país y por el mundo en que me tocó vivir, revolturas hormonales, en fin: es normal, y todo lo anterior hay que guardarlo en una caja para ir a trabajar y hacerlo bien, y también antes de dormir para poder descansar.

Saludos.

19 septiembre 2007

...meditar...

Hace un ratito me recomendaron meditar...
Me llama la atención ese asunto, sería bueno descansar de pronto de los pensamientos, a veces me suena como algo imposible o al menos muy difícil para mi. Una vez, cuando salí de la ciudad con el grupo de taekwondo en el que estaba, hubo una especie de ejercicio de meditación. La verdad es que a mi me angustió un poco, no pude hacerlo, como que me sentí encerrada o vulnerable, no sé, algo extraño. Bueno, aquello que cuento ocurrió hace más de diez años, entonces espero estar menos inmadura ahora y poder con ese asunto. Me interesa eso de la meditación y la filosofía del Budismo, aunque no sé si pueda con eso y sobre todo no sé si encuentre algo acá en la Ciudad de México que no me cueste las perlas de la Virgen (si no cobraran sería mejor, claro).
Y creo que eso es todo por ahora, porque dejé en la oficina mi libreta con las notas que quería postear desde ayer acá, otro día será...

14 septiembre 2007

nueva mascota

En mi ociosidad encontré algo que me pareció agradable para pegar acá en el blog:
una mascota virtual, de bunnyhero labs. Hay varias otras, pero por el momento este monito me cayó muy en gracia.
En casa tengo 2 bichas bastante chistosas también, ya están un poco viejitas y a veces se amargan, no siempre tienen ganas de jugar y son capaces hasta de morder con tal de que las dejes en paz. A veces no sé de qué tanto descansan, tal vez les cansa dormir tanto (já, já, já). En fin, como mico si me hace caso siempre y juega conmigo, lo pongo acá para compartirlo y para que se animen a "adoptar" un bicho...
Bueno, pues que mi nueva mascota acá "posteada" sirva como un homenajito a las mascotas de a deveras (¡?)


11 septiembre 2007

video que encontré en YouTube

Bueno, hoy no estoy de mucho humor para escribir y escribir. Tengo tos, tengo frío y ya quiero irme a mi casa a descansar... y se me antoja comer una rebanada de algo dulce, como pastel de chocolate.
Así que dejo este video que me pareció muy chistosón (aunque algo vugarcillo) para los fans y los no fans de Harry Potter...

¡Saludos!




P.S. ¡HOSTIAS!!!

01 septiembre 2007

alucine Burrón

Habrá quienes me critiquen, quienes quieran discutirlo pero para mi La Familia Burrón es la historieta (cómic, pues) más importante de México además de ser una de las mejores lecturas que han pasado por mi vida.
No recuerdo muy bien cuándo fue la primera vez que la leí, seguramente me la compró mi abuelo en una de esas idas por el pan o al médico (para leer en la sala de espera...). Creo que los primeros personajes que conocí fueron Avelino y Doña Gamucita, por supuesto que despuecito conocí a Borola Tacuche y de plano me cautivó, no había cuento en que no me hiciera reir bastante, de verla y leerla, digo: no creo que muchas personas aguanten la risa al leer-ver sus ocurrencias.
Hoy sigue apareciendo el cómic en los puestos de revistas, yo ya no lo compro tan seguido como antes porque prefiero volver a leer algunos ejemplares anteriores que son mis consentidos, además tengo algunos de los tomos editados por Porrúa que me entretienen un buen rato. Ojalá que en un futuro no demasiado lejano podamos encontrar alguna edición especial a todo color y con papel más bonito, del tipo Tintín o Asterix.

Y ya como chisme, hace no mucho tiempo se dijo que aparecería en la tele la serie animada de los Burrón, esto sería en tvazteca y que Lupita Sandoval haría la voz de Borola, pero más bien creo que nos tomaron el pelo porque no hay tal. Y bueno, pues no es que aquello no me parezca buena idea, si yo me declaro grande admiradora y me encantaría ver la animación (aunque he de confesar que no me imagino las voces, después de tanto leerlos-verlos), sólo que dentro de la realidad en que vivimos hoy, los cocowashes de los medios masivos, los gustos y las características del promedio de la gente mexicana: niños, adultos, etc... Mmmm, como que no imagino el éxito de la serie en cuanto a rating.
Y siguiendo con el ejercicio de la imaginación, alguna vez pensé que Don Gabriel Vargas podría hacer una fortuna vendiendo productos de sus personajes, y hasta he tenido el atrevimiento de imaginarme un parque de diversiones basado en los diferentes ambientes de los personajes de Vargas, en fin, creo que es una aberración todo esto y que sólo en mis sueños o en mi imaginación tan extraña pueden caber ideas así, ¡juá, juá, lo siento!, tuve unos alucines bien burrones.

31 agosto 2007

no más quejas, espero

Ahora me doy cuenta de lo rudo que resulta conseguir la independencia. Y no es que no tuviera ni la más mínima idea, es sólo que ya se me estaba olvidando...
Si no hubiera personas que me echaran la mano en las cuestiones económicas seguramente estaría haciendo algo que no me gustara y muy probablemente a cambio de muy pocos pesos. Pero la situación es que, aunque me quejo bastante, estoy bien y ya, no es posible que me queje tantísimo.
Creo que hoy estoy bien, no en óptimas condiciones para funcionar al 100% porque a veces soy más humanoide que persona, pero bueno: ¿qué le vamos a hacer?

25 agosto 2007

anoche

Anoche, entre la lluvia, el cansancio del regreso de la chamba en viernes para muchos de quincena (palabra que suena todavía lejaaana para mi), el viaje en microbús de 2 horas de la Cuauhtémoc a Coyoacán... ¡lo que soporta uno!
Yo ya estaba hasta el gorro metida en ese lugar: encerrado por la lluvia, llenito de gente y oliendo a aerobics, escuchando el radio en la estación favorita del chofer y a la vez a las joviales pasajeras (y algunos que otros también) cantando "...si no es ahora, será mañana...", como que empezó a darme algo así como ansiedad. Cuando sentí que faltaba mucho para llegar a mi casa y que no podía bajarme y caminar, porque llovía medio feíllo, decidí ponerme mis audifonitos y transportarme a otro mundo: mis canciones favoritas (es "la onda"), y así, como cuando era chiquita, hacer mis videoclips personales, por supuesto que imaginarios, con las imágenes que iban pasando frente a mi, escogiendo a las personas y situaciones para cada frase...
Iba todo bien padre cuando llegó la hora de bajar, ni modo: a pisar charcos, abrir mal el paraguas, discutir, ser mojada por los automovilistas y ponerme de malas otra vez. Duró poquito el mal humor porque a fin de cuentas siempre acaban por hacerme reir, a pesar de TODO.

renovarse o morir

No es igual escribir en un teclado ajeno, ya me acostumbré a aquel otro, pero ahora está en la oficina nueva...
Como decía, estoy con proyectos nuevos, con chamba y bendito, con la mente ocupada en esas cosas más productivas.
Poquito a poco vuelvo a planear mi vida, a organizarme y creo que lo voy a lograr. El ejercicio, la dieta y el ordenar mis días tengo que hacerlo por salud física y mental, porque no quiero arrepentirme después. Tengo muy presente en mi cabeza la frase esta de: prefiero arrepentirme por haber hecho algo que por no haber hecho, en fin (la idea es más o menos así).

22 agosto 2007

tanto gusto...

Ya iban a cumplirse 3 meses sin "postear": muy mal hecho, pero ni modo. He estado haciendo cosas de provecho, eso seguro. Sigo con mi cabeza un poco confundida, con un montón de planes y también de dudas, el tiempo sigue pasando encima de mi muy muy rápido.
Ahorita estoy un poco como cuando te quedas con esos suspiros tipo la Chilindrina cuando acaba de llorar, y eso que no pasó. Es sólo el pinche nudito en la garganta de después de una discusión cotidiana que se posterga, que parece no tener fin.

Espero en la sala de espera que casi me pertenece, parece que vivo allí y que todo en mi se está anquilosando (digo, ¿lo dije bien???)...

Y bueno, volveré un poco al título del post, porque en verdad me da gusto volver a este espacio tan mio como del que quiera darse una vuelta al menos por curiosidad.
Y seguiré volviendo, espero que más seguido.

Saludos a toditos.

09 junio 2007

¿así termina?

…esto parece una de esas películas en que no entiendes bien por qué los créditos ya están pasando si todavía le falta, o tal vez después vendrá una segunda parte.

26 mayo 2007

la 50 ( ¿chiste local? )



...el que por la boca muere

22 mayo 2007

cursi

Creo que tengo algún gen como romántico, bien cursi. De esos que hacen que a veces llores porque pasa la mosca, que creas que en el amor siempre se sufre o que saques los kleenex incluso antes de tener ganas de llorar...
Es patético. Lo trato de analizar o ver "desde afuera" y es bastante gacho el asunto.
¿Cómo lo resuelvo?
¿Cómo lo detengo?
No sé, pero no me puedo permitir seguir en estas,
¿alguien tiene un tip?

28 abril 2007

unos recuerdos

Hace un rato paseaba por mis blogs consentidos y en
"Esos pequeños detalles que detestamos de nuestra infancia"
de Mariana H. de dixo, puse el siguiente comentario:

Oh si, lo recuerdo...
• El olor del salón después de la clase de educación física
• Que la maestra no te de permiso de ir al baño, una vez me pasó ¡cuando me estaba sangrando la nariz!
• Que no te dejaran hacer exámenes si no habías pagado la colegiatura
• Cuando un maestro la trae contra tí, es nefasto
• Que el día de llevar pants se te vayan las cabras y lleves los zapatos puestos, que osote
• Que el niño que te gustaba le preguntara a tu amiga tus calificaciones, ¡chale, qué nerd! (me pasó)
• Que te dieran un balonazo en la panza, la cabeza, o se te rompieran las uñas en volibol
• Los niños que se la pasaban jodiendo (lo peor eran las bolitas de papel babeado que "escupían" con sus cerbatanas de pluma bic, guácala)
• Si nos fijamos bien, sobre todo en muchísimas niñas de secundaria, el no quitarse el suéter o la chamarra por más calor que hiciera (¿el oso de que vean tu proceso normal de desarrollo: olores, vellos, tamaños y formas???, perdón, pero creo que es la neta)
• Que tu amiga te pida ¡una mordida de tu manzana!, no es por payasa pero qué asco
• Que te cachen copiando
• La toalla eterna que había en los baños de una escuela en la que estuve estaba cosida como banda sin fin, mediría unos 6 metros fácilmente y las chavas más grandes también le daban uso de kleenex y papel de baño, entre otros (¡¿?!)

Hay muchas cosas que podríamos contar de la infancia, ¡pasaban tantas cosas!

20 abril 2007

cochinillas...




Pues si, como dije hace unos días, investigué más sobre las cochinillas.
A veces es mejor quedarse con la idea que uno tiene de algo y no andar de chismoso, como me ocurrió.
Resulta que las cochinillas pueden contagiar enfermedades y que la mayoría son estéticamente feillas.
En fin, trataré de no pensar mucho en las que no son chistosas, y a pesar de que en general lo Disney me da mucha flojera y procuro evitarlo porque mi religión me lo pide (digo, yo ni religión tengo, pero es un decir...) me quedo con las que hicieron para la película de Bichos con todo y que no la he visto, ja.

15 abril 2007

si creo

Tal vez suene extraño lo que voy a “decir” aquí, ni modo.
Yo creo que Dios ha querido que siga acá en este mundo, digo, quién sabe por qué, o igual todos los que andamos en el planeta somos muy muy resistentes, tenemos algo así como muchas vidas, así como dicen de los gatos. Digo, no por eso vamos a estar jugando peligroso todo el tiempo, pero de que aguantamos, aguantamos.
Si fuera solamente por las leyes normales de la vida, tal vez ya me habría pirado hace un buen rato (bueno: me hubiera muerto, “pirada” ya estoy un poco). Explico por qué digo todo esto: una vez, cuando era pequeña, dándole vueltas a una lanchita alrededor de una alberca me caí y no había nadie alrededor como para sacarme y yo ni idea de cómo nadar, después de un rato se aventó mi tío y me rescató. Recuerdo que estúpida o ingenuamente (o ambas) “gritaba” allá bajo el agua y al parecer trataba de quitarme el agua de la cara porque quedé rasguñada y toda la onda. Después, ya estando en la primaria me enfermé de tifoidea y como si estuviéramos en el siglo antepasado, me llevaron al homeópata y a puro chochito o por obra natural de mi organismo me curé 6 meses después. Me acuerdo que no me sentía muy bien, que me veía bastante mal, estaba flaca, pálida y ojerosa (más de lo normal en mi), y que durante esos meses estuve a dieta blanda: nada de grasas, en fin. Y era una preocupación cuando me iba a hacer los análisis de sangre para ver si seguían los bichos felices adentro de mi, porque por mucho tiempo siguieron apareciendo (digo: ¿6 meses!!??). No me explico muy bien cómo es que funcionaba mi cerebro, andaba como zombi. Por supuesto que perdí el año escolar.
Otra vez que me pasó algo un poco rudo fue cuando me caí de un banco mientras jugaba en el jardín de mis abuelos con mis hermanas. El asunto no fue sólo que me cayera del banco, ese banco me llevaba a las alturas para alcanzar lo alto de la resbaladilla, en donde estaba mi hermana haciendo el papel de Julieta. Yo era Romeo y estaba supuestamente en el balcón, cuando se me balanceó el banco, se cayó y me imagino que me agarré de la resbaladilla para no caerme, pero mi peso hizo que se viniera encima de mi mandando a mi hermana volando al cemento, la pobre sufrió una fractura en la muñeca... Yo caí entre el pasto y la tierra, y la resbaladilla (que en realidad no pesaba demasiado) rebotó un poco en mi boca. Tal vez por eso tengo los dientes más chuecos de la cuenta y mi cara está un poco deforme. ¡Chale!, le estoy echando la culpa a una resbaladilla, cuando mis genes son los que tienen que ver en el asunto.
Y casi para terminar con la historia de mis accidentes, durante el regreso a la ciudad con mis hermanas y mis padres, hace unos 20 años ya, jugábamos a las cartas en la carretera y de pronto nos estampamos creo que con una pipa. Yo recuerdo entre sueños que la ví muy cerca, si no es que frente a nosotros, y grité, o gritamos. Después el trancazo y tierra por todos los lados posibles, en serio: el pelo, las orejas, las uñas, la boca… La cosa es que nos salvamos. Dios nos salvó, el vocho, la física, el llano, qué se yo, la cosa es que nos pasó bastante poco, pero el accidente estuvo bien grueso.
Después de esas experiencias ninguna ha sido parecida, aunque debo confesar que la depresión a veces me visita y no es nada fácil lidiar con ella. Gracias a los seres queridos, a mi psicoterapeuta y por supuesto a mi voluntad, ando por la vida.
Hoy solamente puedo (y es mi obligación) darle las gracias a todos los que han estado conmigo cuando más los he necesitado, eso incluye por supuesto a Dios.

adiós

10 abril 2007

los 3 mosqueteros

Definitivamente no es lo mismo los tres mosqueteros que veinte años después. Lo sabía. Sabía que a partir de los 30 tenía que cambiar varias cosas si es que quería verme y sentirme joven (conste que no dije bien, porque eso implicaría mucho mucho más esfuerzo, sacrificios, gastos y tal vez demasiado sufrimiento)
Entonces, si no hago caso de todo ese asunto pues no tengo por qué quejarme. Oh si, los años me pesan, y más aún si no estoy acostumbrada al ejercicio, la buena alimentación, en fin: a la disciplina. Siempre pongo pretextos del tipo: - ya mejor hago ejercicio hasta la tarde, porque acabo de desayunar, o – híjole, ya me bañé y guácala eso de andar sudorosa y apestosa por la vida (bueno, ese me parece sensato)
De la dieta no puedo decir que como muy mal, pero si quiero algo engordador no me limito. La verdad como lo que puedo y todo lo que quiero, o al menos casi siempre.
Y bueno, respecto a los tres mosqueteros… qué tiempos aquellos cuando tenía 14 o 15 años (chale!, ya pasaron otros tantos…), entonces me sentía hermosa, debo confesarlo después de tanto tiempo. Era tan vanidosa que ni yo me soportaba. Aunque no me gustaría volver a aquellos tiempos hay cosas que extraño: entonces no tenía ni pizca de celulitis y ninguna estría, es más, creo que no tenía pancita ni lonjas alrededor de mi torso. Ah!, qué padre era eso y qué mal que no supe disfrutarlo lo suficiente, creo que entonces todo era hacer tormentas en un vaso de agua.
Hoy me cuesta tanto bajar 2 o 3 kilos, ya sea con dieta, con ejercicio o con magia, es tan pesado, tan difícil, ¿qué pasa con mi metabolismo??? (caracoles!)

M.

¿qué onda con las cochinillas?

La verdad es que a mi me parecen animalitos muy lindos, y lo digo en diminutivo porque son animales pequeños, no solamente por lo cursi que soy.
Mi pregunta va porque como que no entiendo bien qué hacen en su vida, o más bien no la conozco y bueno, seguramente terminando de escribir esto iré a investigar un poco para no estar de plano “en ceros”.
Cuando era chica observaba a los bichos observables dentro de mi ambiente: o sea la casa, la escuela, el patio de mis abuelos, las macetas. Digo, era lo más cerca que podía yo estar de la naturaleza, pero creo que para mí fue suficiente y no me quedé con muchas dudas. Las cochinillas las recuerdo como animales más bien solitarios, viajeros terrestres que “buscan” siempre un lugar fresco, con sombra y húmedo: lo típico sería bajo una maceta de barro. Sólo eso sé de las cochinillas y bueno, tengo otras observaciones, pero nada fuera de lo común (creo).
En mi caso y en mi casa también, convivo por la vida con esos animalillos (y con otros también, que no son el tema hoy), y cuando noto su presencia es porque o andan como perdidas o se pierden a propósito como para suicidarse o algo así. Resulta que se hacen bolita y así se quedan imagino que inmóviles hasta que pasan varios días y es cuando alguien mejor las barre y se las lleva a otra parte.
Eso es lo que sé del fin de sus vidas, tal vez nos ven o “presienten” que no hay remedio, que sólo hay peligro y se asustan, por decirlo de alguna forma, entonces se hacen bolita y esperan para siempre a que las cosas “cambien”. Bueno, tal vez mi imaginación está yendo demasiado lejos y a veces eso prefiero… (Sería bueno creer que lo que hacen al “enroscarse” es como teletransportarse a un mejor lugar, o a un medio conocido, que es un mecanismo natural de supervivencia al sentirse vulnerables y sólo dejan su cuerpecillo hecho pelotita para aparecer en otro lado. No es otra cosa, sólo mi imaginación, lo juro) Digo que eso prefiero a imaginar que probablemente yo de alguna manera contribuyo a la muerte de esos animales porque sí, debo aceptar cierta culpa en cuanto a que me resulta yo creo que imposible aguantar las ganas de hacerlas rodar un poquito cuando las veo. Creo que no es por maldad, de veras, si lo fuera, más bien las apachurraría: les daría un pisotón, o cosas más perversas que prefiero no pensar.
En fin, las cochinillas me parecen animales hasta bonitos, específicamente las que son más boluditas, oscuras y brillantes, las que pueden hacerse bolita de verdad (o esferita, pues).
La banda de mi chavo (los asteroides) tiene una canción que se llama “paseo infinito a un lugar no determinado” y originalmente tenían la idea de hacer el video de la rola con una cochinilla como protagonista. Cuando supe de la idea y todo el concepto me pareció padre y bien interesante, sólo que a la mera hora no se hizo, qué desilusión.
Yo espero con estas poquitas líneas hacer una especie de mini homenaje a estos “bichos” tan extraños como buena onda, y una especie mucho más antigua que el homo sapiens sapiens.
Adiós.

08 marzo 2007

bulimia mental

…En realidad lo que quisiera sería estar en un retiro espiritual en el que pudiera vaciar mi cabeza, y mi alma por un rato. Tal vez poner todo lo que me confunde, de alguna manera ordenado en un papel.
Estoy viviendo algo atormentada con mis dudas y miedos. Bueno, creo que más atormentada de lo que debería. Harta, enojada y desesperada conmigo porque no he podido llegar a donde quiero, porque no he cumplido con mis expectativas. Me siento como atascada y estoy conciente de que sólo yo puedo salir de aquí por mi cuenta, digan lo que digan. Me parece (aunque probablemente esté en un error grandote) que es cómodo decirse a uno mismo: es que no puedo solo, necesito ayuda.
Ya pasó mi niñez, ya dejé de ser bebé hace demasiadísimos años y he vivido un montón de cosas como para ser tan cínica e inventar que no puedo sola. Vale madre si duele, si cuesta, si hay que llorar litros de lágrimas, si me voy a hinchar y a detener tal vez un par de horas en mi vida (al fin que todo lo que se hincha algún día se tiene que deshinchar), si voy a pensar, regañarme y luego “apapacharme” y consentirme cinco minutos para después darme una especie de “nalgada virtual” para decirme: ¡órale, ya estás lista para seguir, ándale!...
No puedo vivir lamentándome, sufriendo y regodeándome en la inutilidad, eso hoy ya me parece como un pretexto para estar aplastada, inactiva… Estoy convencida de que yo no soy así, o al menos no quiero ser así. (No me acuerdo quién dijo ¿en qué ruta tu promesa se perdió?… no vino al caso ¿o si?)
Y ahora sí: voy derecho, no me quito, si me pegan me desquito.

P.S. Creo que está bien de pronto ser una bulímica mental y vomitar en el papel tanta cosa, aunque pido disculpas.

me pido perdøn

Me doy cuenta que cinco meses sin trabajo no traen en mi demasiadas cosas buenas. Sí, me han hecho cuestionarme muchas cosas de mi vida, verme un poco desde afuera, analizarme.
Sólo que creo que ya estoy lista para seguir, todavía no estoy en edad de tomar un año sabático y ya casi lo logré. Las cosas que uno puede hacer inconcientemente…

12 febrero 2007

unas cosas que me gustan: parte 1

Al menos hoy traigo un espíritu positivo (y ahorita que lo pienso
no sé si sólo es el mio o habrá alguno ajeno que me esté acompañando)
Hoy se me ocurrió pensar en la cosas que me gustan, que disfruto,
y tal vez hacer una especie de lista o un recuento.
Y de lo que recuerdo ahorita:
Me gusta leer las canciones en inglés y las que me gustan más,
pues aprendérmelas.
Me gusta comer lechuga.
Jugar algunos juegos de video, como tetris, sokoban, greebles, megamanía, zombies ate my neighbors y bubble bobble (bueno, en fin...)
Hacer listas, por ejemplo de las cosas que tengo que hacer, las que quiero
conseguir y de las canciones que quiero “bajar”.
Buscar significados de las palabras que no entiendo.
Ver películas buenas, sobre todo en la pantalla grande.
Comer cosas (bueno: comida) deliciosas, de esas que hacen engordar.
Dormir.
Más aún: dormir abrazada de Pável (cuando no ronca, ja)
Bañarme y que dure un buen rato el agua calientita (¿y me considero ecologista de corazón?, lo siento…)
Caminar sobre el suelo húmedo después de la lluvia, y mejor cuando piso una losa floja de piedra que se hunde un poco a la que le queda agua
debajo, ¿me expliqué?

En fin, esta lista seguirá…

M.

16 enero 2007

Aburrida y quejumbrosa Extra

Te olvidas de mi, como hoy. Adivino dónde estás y lo que andarás haciendo, imagino que también, a ratos, pensarás en mi, aunque tal vez no y sólo estaré alucinando, haciéndome las ilusiones.

Ahora todos a mi alrededor hacen algo. Una línea blanca desciende del cielo, lo atraviesa de derecha a izquierda y se difumina como mis ilusiones y mis planes. Yo soy una espectadora pesimista, pero sobre todo: mediocre, inútil. No sé de qué sirvo pero aquí estoy. Tal vez estoy en este mundo como un extra en una película. Por lo menos no espanto (aún...), más bien paso inadvertida la mayoría de las veces. Ah, pero cómo me quejo yo sola. Y qué, a nadie le preocupa ni mucho menos le importa.
Tal vez un día me toque ser protagonista o interpretar un feliz papel, o uno más interesante.

Por ahora ya me aburrí (qué raro)

14 enero 2007

horrible


Hoy me vi
me vi desde afuera
y me di lástima…
…o algo así


¡Chale!, suena horrible y es patético, pero no por eso deja de ser verdad. Me la paso haciendo propósitos: ahora si ya desde mañana, desde el lunes, o ahora que empieza el nuevo año ahora si… Pero no, no hago nada, bueno: me hago pato.
Y no sólo ya me cansé de no cumplir lo que me propongo porque me revientan las promesas que no se cumplen, sino porque me preocupó lo que vi. Estuve viendo unas fotos y aunque sé o me imagino que a la mayoría de las personas (sobre todo vanidosas, claro está) no nos gusta vernos en las fotos, estoy conciente de que me veo mal,
o como 15 años más grande de lo que imaginaba. Tengo sobrepeso, odié mi peinado y mi postura es nefasta: parezco o estoy jorobada.
Tal vez exagero. No, no exagero, así fue de horrible. Por lo tanto voy a comer bien y sobre todo a hacer ejercicio y a mejorar mi postura, a ver si un ortopedista checa mis pies y mi columna (digo, y yo también pondré de mi parte). Quiero ser mamá, además de tantas otras cosas que quiero hacer y ser, pero para eso tengo que estar muy bien, “clean”, muy saludable y linda por fuera y por dentro. Para aguantar lo que venga, con el sistema inmunológico lo mejor posible y mis sentimientos en paz, feliz. Estoy con la mejor disposición, pero también con un miedo algo fuertecillo: al cambio, al fracaso, a que las cosas no salgan bien, a sufrir. Y bueno, el miedo no nos lleva a ninguna parte y al mismo tiempo nos ayuda tantas veces… en fin, de todos modos el que no arriesga no gana y el que sufre por anticipado no llega a ningún lado (esa me salió sin querer queriendo). Y con un hueco en la panza, la boca seca y las manos frías frías sólo de escribir esto, me despido por hoy? Adiós, adiós, adiós.

11 enero 2007

año nuevo

Bueno, ya ni tan nuevo. El 2007 está un poquitito usado.
Y yo con un chorro de propósitos, y esperando poder cumplirlos (o al menos la mitad)
Me gustó ese "tip", la recomendación de dedicarle unos pocos minutos al día a los pensamientos positivos: recuerdos, deseos, planes, hasta chistes: imágenes que nos provoquen una sonrisa... Tal vez puede sonar cursi, pero a veces hace falta un respiro de ese tipo para olvidarnos de la rutina, bajarle al estrés, segregar serotonina, dopamina o alguna "sustancia" que nos motive un poco en este mundo tan loquito.